Archivo

Turismo con animales

Las agencias de viajes son empresas mercantiles que, en posesión del correspondiente título licencia otorgado por la Administración pública, se dedican profesional y comercialmente en exclusividad al ejercicio de actividades de: – asesoramiento – consiste en informar y aconsejar a los clientes acerca de las distintas alternativas que se les ofrecen y ayudarles a tomar una decisión adecuada; – organización – consiste en la fabricación de viajes y ofertas, sean combinados o individuales, y la tramitación de servicios sueltos; – mediación – consiste en poner en contacto a los prestatarios de los servicios /alojamiento, transporte, etc./ con los posibles clientes.

Entre las actividades propias de las agencias de viajes destacan la venta y reserva de billetes y plazas en todos los tipos de transporte; reservas de alojamiento en establecimientos hoteleros y extrahoteleros; la organización, la venta y la realización de paquetes turísticos y servicios combinados, etc.

Entre las actividades complementarias de las agencias de viajes destacan la difusión de propagandas e información turísticas, guías, horarios, etc.; cambio de divisas y cheques de viajero; formalización de pólizas de seguros por todo tipo de riesgo; alquiler de vehículos y fletamento de transportes; reservas de entradas de teatro o de actividades culturales o deportivas; alquiler de equipamiento para la práctica de algún deporte; etc.

2.1. Agencias mayoristas. Producen servicios turísticos o paquetes turísticos para ofrecerlos a las agencias minoristas a unos precios más ventajosos y en cantidades más grandes, no pudiendo vender directamente a los clientes o usuarios. A menudo se confunden con los touroperadores.

2.2. Touroperadores. Organizan paquetes y servicios turísticos en grandes cantidades y a precios más bajos, pudiendo prestar ellos mismos todos o una parte de los servicios en régimen de integración horizontal con otras empresas similares, o vertical, con hoteles, transportistas, etc.

2.3. Agencias minoristas. Proporcionan directamente a los consumidores los productos y servicios turísticos elaborados por las agencias mayoristas, o bien ellas mismas proyectan, elaboran y venden servicios sueltos o combinados, no pudiendo ofrecerlos a otras agencias.

2.4. Agencias mayoristas – minoristas. Legalmente pueden combinar las actividades de mayoristas y de minoristas.

Los alojamientos turísticos son empresas mercantiles que se dedican de forma profesional y habitual a proporcionar habitación o residencia con o sin otros servicios complementarios. Se clasifican en dos tipos principales:

Establecimientos hoteleros. Hotel – Alojamiento turístico capaz de hospedar a un número determinado de huéspedes o viajeros. Puede ofrecer o no servicios complementarios. Según las características de sus instalaciones y servicios de distinguen 5 categorías: de 1 a 5 estrellas.

En la práctica de la UE existen escasas normativas de harmonización de las categorías hoteleras. La categorización de los hoteles en España corresponde a nivel del Gobierno Autónomo. La señal distintiva de los hoteles es una placa metálica con la letra “H” y debajo de ella las estrellas correspondientes a la categoría del establecimiento. Si el hotel es de 5 estrellas, por la calidad extraordinaria de sus servicios se le puede asignar la categoría de “gran lujo” y esto se especifica en una placa con las letras “GL”.

En la recepción, en un lugar bien visible, debe estar colocada la lista de precios de los servicios que ofrece el hotel. Hotel – residencia – Establecimiento hotelero que no ofrece otro servicio de manutención que el desayuno. Su placa tiene el distintivo de las letras “HR”. Hotel – apartamento – Establecimiento hotelero que por su estructura y servicios ofrece condiciones adecuadas para la preparación y consumo de alimentos dentro de la unidad de alojamiento.

Se clasifican en cinco categorías, de 1 a 5 estrellas y se distingue por una placa metálica con las letras “HA” y en el pie, las estrellas que corresponden a su categoría. Motel – Establecimiento hotelero situado en las proximidades de las carreteras; ofrece alojamiento, garaje y entrada independiente para estancias de corta duración, 24 – 48 horas. Tienen categoría única, pero como mínimo deben garantizar las comodidades de un hotel de dos estrellas. Su distintivo es una placa con la letra “M”.

Esta entrada fue publicada el diciembre 22, 2017, en viajar.